SAN ARTURO VIDAL

INTER DE MILAN02REAL MADRID

Es posible que San Siro fue San Arturo. Vidal, por supuesto, decisivo en la resurrección europea ante un campo soez e impertinente con las aventuras madridistas. Es muy creíble su éxito. El equipo blanco de Milán fue el mejor desde un principio, cuando ni siquiera tenía que jugar con uno más.

Fue como iluminador el pase de Oddegard y la ambición de Nacho, que siempre ha sorprendido como el jugador número doce con su obsesión ofensiva. Y penalti. Ni se necesitó el var.

No hay perdón para Arturo Vidal. Hay que ser imbécil para dejarse expulsar con dos protestas histéricas cuando ni sabía que le hubieran hecho penalti. La ira de este “mohicano” que jamás me ha convencido, sentenció probablemente al Inter a jugar a contraluz, a contracorriente  y condenado sólo a la Europa League. Además,  desemboca en la frustración del chino  propietario del Inter, que prepara ya la tortura china de Antonio Conte, que ha perdido la brújula, el sentido y la inteligencia. 

Zidane se atrevió a jugar con el mismo equipo que empato en Villarreal con sólo un remate de cabeza a portería contraria. Pero este es Zidane en el estado puro  de emergencia. Su flor se le aparece con un penalti regalado por el mediocre jugador que es el del nombre de “spaghettiBarella. Y por si fuera poco le auxilia un Arturo Vidal en un ataque de nervios increíble. Ese es San Zidane. Su  estrella errante que siempre brilla en los momentos más dispares.

Me llama la atención que cada día Casimiro sea menos titular para Zidane. ¿Ha cambiado de opinión?. Parece que se ha quejado de la lentitud del brasileño. Pero quien sabe, cuando Modric y Kroos jamás le hayan ayudado.

Zidane además se ratifica en que su “guardia pretoriana” con Varane, Mendy, Hazard y Lucas Vazquez. Todo era bueno  por el culpable “rey Arturo”, aunque Hazard sólo pueda marcar de penalti, con  sensaciones inconexas y que no parezca la estrella que el Madrid necesita. Es Rodrygo la pesadilla del Inter. Clavó el gol decisivo para sacarle a los milaneses los seis puntos y pensar que la Europa League queda lejos.

Es el triunfo más sugerente de lo que llevamos de temporada del Real Madrid. Se sintió superior, magnífico, pragmático e insuperable como no había ocurrido en La Liga ni siquiera ante Shaktar Donestk. Además, si  sus dos piezas claves como Ramos y Benzema. El Madrid se reconcilia con la afición, con el santo ZZ y presentó a San Siro vistiendo de blanco.

1
0

Los comentarios están cerrados.