A LOS LEONES NO LES SALVO SAN MAMES

Barcelona's players celebrate after scoring a goal during the Spanish Copa del Rey (King's Cup) final football match between Athletic Club Bilbao and FC Barcelona at La Cartuja stadium in Seville on April 17, 2021. (Photo by CRISTINA QUICLER / AFP) (Photo by CRISTINA QUICLER/AFP via Getty Images)
ATHLETIC DE BILBAO04BARCELONA

No hubo final. El Athletic en ningún momento dio la impresión de pudiera ganar el partido. Absorbido, machacado, dilapidado ofensivamente por un Barcelona que parecía una apisonadora . Era el Athletic el que parecía  un espacie de Mortadelo planchado como aquellas  viñetas de Ibáñez.

Esta vez si acertó Koeman de jugar sólo con un delantero Griezman y abandonar la idea  de Dembelé , que no iba a tener los espacios suficientes para su contragolpes.

El Barça jugó con su viejo sistema, pero con más velocidad de balón, porque Dest y Alba proporcionan más espacios y  volatidad al ataque. Lo que pasa es que le falta gol , cuando otro equipo se rinde a un sistema de angustia a la defensiva, que que eso es lo único que vimos como virtud  en  el Atlétic, el equipo de Koeman se estanca y es como un grito de protesta del goleador que pidió . Hasta que no llegó el primero de Griezman, -por fín, hizo  un gol importante- , al Barça ,simplemente , le faltaba Luis Súarez  o algo similar.

Para mí , De Jong fue el jugador clave del partido. Un lesionado Muniáín no supo controlarle, hasta que Marcelino se lo quitó de encima. Pero aún fue peor, porque De Jong fue un arquitecto maravilloso en el espacio del partido .

Hasta su gol , Messi no pudo representar su “show particular” . Es todavía un mago, pero cada vez le cuesta más cualquier truco . Sus dos goles llegaron cuando el Athletic era sólo un boxeador sonado, imposible de poder dar cualquier tipo  de réplica. No sé si el canario Pedri le quita espacio, tiempo y posición. Son clones tácticos, aunque Pedri sólo acaba de tratar un despegue brillante en el Barcelona  .

Hay que resaltar el espíritu de Piqué, que hizo un esfuerzo y anuló por velocidad y sentido posicional al único peligro tácito bilbaíno  , es decir, Williams. Pero dicho esto , tal es  su personalidad , no se podía perder la foto publicitaria  como nacionalista  , levantar la Copa ante el Rey de España. Era como  una pervesión maravillosa.

Creo sinceramente que aquella proeza heroica de la Supercopa ha debilitado mental y físicamente al generoso esfuerzo táctico de Marcelino y esa insolente lucha titánica de un equipo que  ha hecho lo que ha podido y más.

Pero adivino  que esa Supercopa represente  y haya salvado  el nudo gordiano  de la filosofía del Atletic  y  posiblemente desperdiciar la posibilidad de que por fin  el Athletic fuese consciente de que hay que evolucionar, plantear jugar con algún que otro “jugador extranjero”. No se puede asumir , la “escandalosa goleada ”  del Barcelona . El santo San Mamés pudo amansar a los leones cuando le echaron al circo romano.  A Marcelino, francamente, se lo han comido los leones de San Mamés. .

0
0

Los comentarios están cerrados.