ANCELOTTI; EL NUEVO BRILLANTE DIRECTOR

Un Real Madrid feliz en su nuevo mundo de prosperidad hizo una exhibición de fútbol superlativo, magnífico, con un deslumbrante Asensio, con sus tres goles, con lo que Ancelotti recibió una respuesta contundente acerca de su calidad y de su facilidad goleadora. Otro actor recuperado, absolutamente desprestigiado por Zidane.

¿El Mallorca?. Fue una calamidad, un desastre defensivo, táctico y anímico.

Cierto que el grave error de Gayá en el primer minutos desequilibró completamente la personalidad del equipo rojo. Quiso maquillar su hecatombe con una segunda parte ofensiva, más presionante, pero ya no había moral para impedir la vergüenza de una goleada impertinente. En cuanto a la actuación del meta Reina debería estar castigada para los `próximos diez partidos.

Nuestro astro de la nueva galaxia blanca, nuestro impredecible Vini Jr. debe ser más consciente que realmente necesita un psiquiatra para reformar su miedo al éxito final. Hay especialistas en en el fútbol en ese sentido. Y se equivoca el forofo si se conforma con esa locas carreras, a veces hacia el limbo, si que existe. En cuanto a Benzema, su estilo, su brillantez reluce como si una piedra valiosa se hubiera encontrado una gema portentosa.

Partido a partido, podemos admirar que la nueva película blanca de la “regia” de Carletto Ancelotti. Nada que ver con los rollos Doctor Zidane, que presentaba demasiado films aburridos como los de Godard, de la a veces insoportable “nouvelle vague”.

Las nuevas historias de los guiones Ancelotti demuestran su exquisita velocidad para entretener, para maravillar. Su historia es más rápida, más incisiva y no le importe nada el termino de la posesión.
Ha vuelto un “regista” que sabe que el centro del campo es simplemente importante para atravesarlo con mucha rapidez. Eso lo entiende formidablemente Valverde, que juega mejor por el lado izquierdo, otros gran hallazgo de Carletto dada el problema que tiene en la retaguardia con un alocado Miguel Gutiérrez y un Alaba en su ocaso.

Ha descubierto que Asensio necesita más espacio para poder ser el Asensio de aquel futurible del Mallorca. Impresionante como goleador. Y su situación retrasada como media punta en el lado derecho, en lugar de ser un centrocampista clásico, le da para llegar por sorpresa al área. Y, por favor, tiene más calidad que Rodrygo y si le apuras más es más goleador. Aunque Rodrigo no deja de crecer.

Miente Camavinga cuando asegura que su puesto ha sido siempre el de centrocampista defensivo. Casi nunca ha jugado ahí en el Rennes. Es muy vertical, le gusta pisar la otra área, la del rival, no la propia suya. El problema grave son los laterales . El Godard Zidane se empeñó en acabar con Achraf -en el PSG siempre es el mejor- y de Reguilón, por el dios de los caprichos.

En cualquier caso, el aficionado del Madrid canta «La felicita” de Albano y Romina, compuesta especialmente para el Madrid por el maestro Ancelotti. Pero que el madridista guarde petardos y cohetes de diseño ante actores superior calidad de esos equipos europeos. Por cierto, Florentino se equivocó al comprar a Kubo-Sony. Era mejor Lee Kang – In – Samsung para su mercadotecnia asiática.

Los comentarios están cerrados.