ANCELOTTI NO SABE TOCAR EL PIANO

BETIS01REAL MADRID

Un errático y ramplón Real Madrid ganó con un gol de Carvajal (?), ante un Betis que parece la sucursal en pobre del viejo estilo del toque-toque, con una falta de productividad ofensiva rayana en el ridículo. El ingeniero Pellegrini se queja con razón de que no tiene delantero, porque Fakir es realmente como un «faquir» de la India. Se pincha, pero no marca. Pero la vergüenza era ver a un Madrid encerrado, acorralado, con un insigne equipo pequeño.

Vinicius disputa un balón a dos jugadores del Real Betis en un lance del partido

Los mezquinos éxitos de los últimos espasmos de la dictadura Zidane fueron sustentados por los soberbios Modric y Kroos y “los goles” de Casemiro no previstos. Ancelotti ha vuelto a Isco, que me me parece inconcebible que siga en el Real Madrid desde hace tres temporadas, desde aquellas coléricas relaciones con Solari. Sólo sabe conducir, conducir y perderla y hacer jugar al equipo con una velocidad de tortuga.

Pero es que Valverde es lo mismo, pero con velocidad. Es como el “correcaminos” de dibujos animados. Es incapaz de jugar, compenetrarse y fue injusto en no darle ni un sólo balón al espacio libre a Bale en media docena de ocasiones propicias. Quizá, porque el uruguayo quería ser Bale. Luego está el “problema” con renovación de Casemiro, que cada día más me parece una lenta caravana del Oeste.

En definitiva, ese era el grave problema de Ancelotti. ¿Quién creaba el juego?. Benzema y Bale fracasaban, mientras que el “eléctrico” Vini fue el de siempre. El viejo Robinho que se regatea a sí mismo. Que fácil es aparecer como un rayo de Zeus, en las últimas bocanadas de los partidos, cuando los defensas están cansados y poco concentrados. Hasta Hazard se aprovechó de ello en los últimos suspiros.

Pero ver jugar a Lucas Vázquez en sustitución de Bale es un crimen futbolístico. ¿Sólo por defender?. Aunque nunca se olvide que al servil Ancelotti nunca le gustó Bale. Fue el presidente el que se lo exigía en la primera época y mucho más desde aquel gol de la final con el Barcelona. Sin Bale, fue Carvajal el goleador, aunque el regreso del lateral había sido patético, con los graves problemas con Miranda y sus errores constantes. Sólo Militao fue el baluarte que pedía Ancelotti. Porque Courtois no es cuestionable. Es el gran meta del nuevo siglo del Madrid.

Bien, el canterano Miguel Gutierrez y regular Alaba. Ya dije que viene en el ocaso de su carrera . De otra manera, jamás lo hubiera soltado el Bayern.

Que el señor Florentino Pérez haya querido volver a contratar Ancelotti es el espectro del camino autócrata, insoportable y caciquil que se percibe en el presidente en los últimos tiempos. Como falle en su estúpido afán de tirar el dinero con Mbpape, el nuevo ridículo se oirá hasta en los confines de Doha, un estado peligroso como Qatar, que el único estado que sostiene a los talibanes actualmente y que el granuja del presidente de la UEFA sustenta con la propaganda del criminal estado Qatari.

No puede permitirse Florentino el fallar una vez más. Su segundo y estruendoso error sería un grave desprestigio para el Real Madrid. No lo salvaría ni la faraónica obra del Bernabeu, que jamás se entenderá, en lugar de fichar jugadores, no obras monumentales para su mayor gloria.

Los comentarios están cerrados.