BORDOLAS SE CAE DEL ALTAR

INTER DE MILAN20GETAFE

Este Getafe del “coronachino” no se parece en nada a aquel equipo deslumbrante antes de la pandemia. Se ha convertido en un equipo romo, sin imaginación ofensiva , que se agrava incluso en las tragedia de sus pecaminosos penaltis. Mata falló en Valencia. Y su equipo se quedó sin Europa para la temporada próxima. Esta vez, ha sido Molina el que le ha disparado al corazón del Getafe con el fallo en su penalti, en esta su última Europa League.

La desagradable metamorfosis de la crisálida del Getafe tiene como epicentro del triste final de la temporada, la mascarada de Bordolás. Demasiada propaganda, demasiada loas y bendiciones, como si hubiera ganado La Liga en ese altar cojo de Bordolás.

Pienso que él mismo soñaba con equipos poderosos. ¿El Valencia?. ¿Incluso el Atlético ? Bordolás se creyó su propia estampa publicitaria. En el retorno tras el Covid ha perdido el aguijón de la ambición, soberbio, enamorado de sí mismo, con una táctica de mucha ambición posicional, pero sin jugadas que pudieran levantar las agonía de su ausencia goleadora. En el Getafe de Bordolás ha faltado la ambición del gol. Mucha táctica, mucha distribución posicional, pero la única verdad es el gol. Sin gol, el Getafe ha sido un equipo hambriento, meticuloso, pero irrelevante.


Otro que se quiere ir, huir de los yuanes chinos es Conte. Oye las sirenas de la despedida del mediocre Sarri en la Juventus. Quiene volver allí, con la Fiat y los Agnelli. En Turín comenzaron todos sus sueños de éxitos. Quiere repetirlos, porque incluso sus peleas con el magnate ruso en el Chelsea representaron sólo pesadillas.

Su Inter actual no juega bien. Y tiene grandes jugadores, salvo el caso Godín, que no se explica su fichaje. Ya no sólo por el penalti que cometió. Porque jugar de lateral central en el sistema de Conte, sin velocidad, es un castigo para el uruguayo. Pero está Lukaku, el señor que mata la moscas del gol. Las mata todas. Siempre me ha gustado el negro como el chocolate belga, su país. Es una pesadilla, aunque no intervenga demasiado en el juego. ¿Cuantos Lukakus y Lewandoskis hay en la actualidad? Muy pocos, casi ha desaparecido la especie. Tenemos ahora el estilo Benzema. Es la moda.

¿Seguirá Bordolás en el Getafe? Pienso que en su mente el equipo ya se la quedado pequeño. El Getafe, nuestro equipo madrileño que mató al Ajax, necesita, simplemente, otro nuevo Bordolás.

 

2
2

Los comentarios están cerrados.