DESASTRE BLANCO

 

 

LEPZIG32REAL MADRID

Un Madrid ciego y horrible dejó que el Leipzig, un equipo discreto de la Bundesliga , le avergonzara y le provocara la primera derrota de la temporada. El Madrid fue un muñeco que se creyó muy superior y nunca tuvo ritmo, tino o desparpajo para provocar siquiera un empate, que era el magro objetivo de Ancelotti , más que nunca italiano tácticamente.

Sólo para suscriptores

Tienes que introducir tus credenciales para acceder al contenido. Si aun no eres suscriptor, REGISTRATE.

0
0

Los comentarios están cerrados.