DULCE BLANCA NAVIDAD

REAL MADRID20ATLETICO DE MADRID

El partido sólo tuvo un color: el blanco, como el  de un “christmas” de la época. Si veías una buena jugada , un buen gol, o un excelente penetración en contragolpe el color era  siempre más blanco que la leche.

Este Madrid de Ancelotti parece definitivamente intratable, superior, brillante en ocasiones y tácticamente con un sistema especulativo de retaguardia y ataque , que siempre deja en pañales a cualquier rival. Y, encima , lleva un santo, un ángel llamado Courtois . Casi parece imposible hacerle un gol.

Para seguir leyendo, hazte Suscriptor

Date de alta ahora y disfruta de todos los artículos en exclusiva de El Cortador del Césped.

¿Ya eres Suscriptor? Iniciar sesión .

4
0

Los comentarios están cerrados.