EL DESPRECIO DE ANCELOTTI AL FUTBOL

Ganó el Athletic, porque tuvo siempre un impulso continuo para ganar la eliminatoria. El Madrid fue un equipo defensivo, a la italiana, reconocible . Su juego sugería que Ancelotti tuvo ”paura”, miedo y cometió excesivos errores. Pienso que fue el culpable del adiós del Madrid a la Copa.

El primer error del italiano fue jugar con una delantera absolutamente inexistente , con dos “zombies” como Rodrygo y Vinicius, jugando sin un descanso perceptivo de cuarenta ocho y reyes de las millas americanas. La idea de Asensio como sucedáneo de Benzema fue absolutamente estúpida. Asensio se contagió de los “  fantasmas” brasileños. Si acertó con Alaba como lateral, pero fue una decisión tan pírrica, que no contabilizó en la debacle madridista.


Por si fuerza poco, con un Madrid sin personalidad d en ataque , el centrocampista Ancelotti , se le ocurrió la idea más absurda. Sustituyó a Vini por Isco (?) . Si en este Real Madrid 2022, la esperanza en ataque es Isco, el Madrid tiene un serio problema.

Fue la ultima patada de asno para que el Madrid acabara en la lona, noqueado por un gran gol de Berenguer, justo cuando el Athletic sólo era un retrato estático por el cansancio. El regalo de Casemiro fue la sentencia  de que los tres brasileños no debieron jugar este partido. Y la culminación del valiente y  aguerrido partido del Athletic, que tuvo a Marcelino como un cerebro del éxito.

El Madrid debió de perder desde el mismo momento que empezó a jugar en San Mamés. No he visto jugar a un Real Madrid tan conservador, tan inoperante, tan rácano como el de San Mamés. Recordaba a las peores pesadillas del desastre final de Zidane.

Mis últimos artículos denunciaba  de que Ancelotti ha perdido el “GPS” de la ruta madridista. Ha acabado con el rendimiento de Modric y Kroos, amén de que no deben  jugar a cincuenta metros del área bilbaína. Hace cinco partidos que el Madrid da la sensación de que no hay frescura ni ideas en el equipo. La sospecha de que la maldición de la hecatombe de los equipos de Ancelotti  pasadas las navidades sobrevuela como un buitre en la estructura del Madrid.

Ancelotti seguro que querrá simular sus errores, con las circunstancia de que faltaba Benzema y que los brasileños venía de un viaje largo. Es de mal entrenador, porque confirma la pesadilla que Ancelotti solo juega con catorce o quince jugadores y el resto de la plantilla es como una china en el zapato. El Madrid tiene varios jugadores  mejor que la historias para no dormir de Ancelotti, que ha vuelto a ser aquel entrenador que perdió al Liga desconsoladamente y que propició su salida de la Casa Blanca. Ancelotti se ha vuelto desconcertante, tábano y tiene al equipo fundido. 

5
1

Los comentarios están cerrados.