EL DOMADOR DE LEONES

ATHLETIC DE BILBAO12REAL MADRID

El Madrid ganó en San Mamés, porque el pundonoroso equipo de Marcelino no les mete un gol ni a diez portería juntas. Y jugó el líder con excesivo escepticismo, con infinita precaución. Tan sólo con la obsesión de sobar la pelota, sobre todo en la segunda fase. 

Salvo el episodio final de goles fallados del Madrid, no tuve el líder sentido de la verticalidad. Como si pasara de puntillas por el partido.

Para seguir leyendo, hazte Suscriptor

Date de alta ahora y disfruta de todos los artículos en exclusiva de El Cortador del Césped.

¿Ya eres Suscriptor? Iniciar sesión .

3
0

Los comentarios están cerrados.