EL ENEMIGO INVISIBLE LLAMADO KOSOVO

ESPAÑA31KOSOVO

En un plácido partido en la Cartuja de Sevilla , la selección al menos jugó casi los noventa minutos con tranquilidad. Aunque hubo susto, porque Mazinger, como le llaman a Unai Simon, les regaló un gol a los kosovares, unos jugadores que no existen para España, porque Kosovo no es una nación.. No la reconocemos.

Pero si se reconoció futbolísticamente como un equipo terriblemente mediocre . Ni un equipo de Tercera División juega peor que esta fantasmagórica selección no reconocida. Con un Lirim Kastrati, que es el que más nombraba el comentarista, porque quizá le hacía el apellido de un cantante castrado, un Farinelli cualquiera.

Y ya que hablamos de cantantes , el único personaje conocido en el mundo que venga de Kosovar es la impresionante Dua Lipa. A esa si que la conocemos, pero a los jugadores kosovares, desde luego que no.  Inocentes, flojos en técnica, en táctica y estrategia. Claro que si le regala un gol Unai Simón, que no me gusta nada como portero nacional, hasta el equipo fantasmas no desaprovecha la ocasión.

Hubo otra “pera” del Olmo. Un excepcional gol, que no tubo continuación, porque Daniel no siguió con su libro de sabio. Luego, llegó otro buen gol de Ferrán, pero es que falló luego dos claros en el segundo período. El pobre sentido goleador de la selección de Luis Enrique es patético.

Ante la zozobra que proporcionó el error de Unai Simón, que no debía estar permitido para un portero , salió Gerard Moreno y demostró que es el único goleador de cierta solvencia de todos los seleccionados quiméricos con que Luis Enrique, nuestro querido seleccionador juega más allá de a la ruleta , que tiene 36 número. Lucho pone cuarenta y nunca juega al rojo o al negro. Es un inconsciente técnico, que antepone su fanfarronería a su complejo futbolístico.

Ramos volvió a tener premio en su Sevilla querida. No sabemos si está bien o mal o se encuentra en el limbo físico. Lo que si sabemos es que Luis Enrique le encanta darle partidos para el récord del perverso capitán , que parece que va a dejar de serlo del Real Madrid, aunque informes con solvencia aclaran que nadie lo quiere. Ni por la mitad que pide toda su familia. ¿Será un farol?

En esta ruleta absurda entre la FIFA y la UEFA, que tiene al cliente mareado por las distintas competiciones dados los piques de ambas entidades insaciables crematísticamente sabemos que hasta septiembre no sabremos si la selección de Lucho llega a Qatar , en el mundial del infierno por el calor.

En realidad, es como un eliminatoria a doble partido entre suecos y españoles. ¿Favorito?. Pues, no tengo respuesta, francamente. Y menos tras la sátira de estos tres partidos o dos partidos, porque el tercero no es reconocible para el estado español. El misterio es saber , porque ha jugado ante un enemigo que no existe, ante un fantasma, que también iba de blanco.

Los comentarios están cerrados.