EL RIDICULO INGLES EN EL AÑO DEL BREXIT

Consigue notificaciones en tiempo real de las últimas publicaciones. ¡Suscríbete!

INGLATERRA11ITALIA

Italia ridiculizó a Inglaterra en el propio Wembley. Fue mejor táctica, técnicamente y no ganó el partido antes de los penaltis, porque el miedo inglés fue más poderoso que la ambición italiana. Inglaterra fue un un osito de peluche de Harrods, temeroso, inerte ante el mejor juego italiano, con ese maravilloso jugador que es Chiesa.

Pero el fútbol tiene razón. Y que un inglés juegue a la ruleta rusa con un italiano es un despropósito y una estupidez, porque consagrar la esperanza del estilo Thatcher a los penaltis ante Donaruma, un portero maravilloso, era ir hacia los precipicios de Calais.

Para seguir leyendo, hazte Suscriptor

Date de alta ahora y disfruta de todos los artículos en exclusiva de El Cortador del Césped.

¿Ya eres Suscriptor? Iniciar sesión .
1
0

Los comentarios están cerrados.