EL SINIESTRO LUIS ENRIQUE

UCRANIA10ESPAÑA

Fracaso grave en de la selección en Kiev. El obtuso, decadente y estéril sistema ofensivo del Luis Enrique precipitó la victoria de Ucrania. Ya lo avisamos. El seleccionador ejercita un siniestro, sórdido sistema de juego, donde se deprime con la lentitud y la abulia de Rodri, que ha hundido a Guardiola y a su Manchester City, y también mató a la selección con su juego pusilánime, lento, insoportable. Busquets no se lo que pensará, pero hasta con los ojos cerrados es un jugador imprescindible ahora mismo.

Luego, los caprichos e “innovaciones” del «perullo» y «falluto» seleccionador agigantó una selección mediocre como Ucrania. ¿Por que juegan Merino y Canales, más Rodri?. Es un centro del campo deplorable. Condenado al fracaso. parsimonioso, sin sentido de la verticalidad.

Bien es cierto que no juega Thiago, el mejor jugador español actualmente. Pero, ¿dónde están Saúl o Koke? . Ciegos juegan mejor que Merino, Rodri y compañía. Y el que tiene más talento, Ceballos no le saca ni a principios del lance.

Para acumular más errores, quita Ansu Fati y deja a «Forrest Gump» Traore para centrar donde nadie remata, porque había quitado a Rodrigo, el único que podía hacer un gol , aunque tampoco es un goleador.

Todo ello como una ensalada sosa, sin sal ni aceite ni vinagre, donde postular el milagro de un gol parecía como llamar a las puertas del cielo. No quiero hablar de la mediocridad de algunos jugadores que se ha inventado un seleccionador menguado en talento, cicatero y caprichoso. Ya lo hemos escrito en otras ocasiones, avalado con la indolencia de Rubiales, el amigo de Pedro Sanchez, como su mejor virtud.

Sensacional partido del genial Shevchenko, el mejor jugador de la historia de Ucrania, que sabía la penuria de Luis Enrique de su “demodé” sistema antiguo y obsoleto. Sensacional portero Bushchan, que ahora entiendo el por qué ha dejado fuera a Lunin, que me encanta como guardameta.

Sólo con el pase de gol de Yarmolengo demuestra la calidad del jugador del West Ham. Y nada mas, Ucrania tejió la tela de araña suficiente en que cayó el viejo tiqui-taqua, cansino y aburrido de la eras pretéritas del futbol español.

No creo que Luis Enrique puede seguir más de tres meses el mando de la selección. Es un capricho de lo que puede caer mal, incluso a sus mejores jugadores. Es un entrenador deprimente que ha vuelto como el espía del viejo “gulag” del fútbol español. Deplorable. Y, ahora, prácticamente, España se encuentra en el umbral del abismo. Esperan Suiza y Alemania. Pero también Ucrania.

3
0

Los comentarios están cerrados.