FRAUDULENTA VICTORIA DEL BARÇA

BARCELONA31VALENCIA

A veces pienso que Koeman se empeña en el fracaso del Barcelona. Cuando el Valencia parecía un vendaval que amenazaba tormenta , al técnico holándes sólo se le ocurre la “genial” idea de mandar al vestuario a Ansu Fati , el sostén, el salvavidas actual del Barça. No jugó ni una hora. Koeman lograba que su equipo se quedara sin él único peligro que podía ofrecer con cierta solvencia.
Ansu Fati marcó un soberbio gol para el empate. Parece que tiene un radar mental y colocó el balón en el sitio perfecto . Y, simplemente, prevaricó con su caída que proporcionó , un fraudulento penalti , un el tanto y su agarradera para detener el naufragio.

No fue penalti la acción de Gayá . Le quitó la pelota y el se hizo caer con su pillería de excepcional futbolista. Munuera tn la sala Var, valenciano , no se atrevió a enmendar el error de Manzano.
El Valencia tuvo veinte minutos brillantes. Pero se le escapó el empate , incluso la victoria como agua entre los dedos. A Soler se le estrelló un gran disparo en el palo derecho. A sensacional tiro de Guedes, Ter Stegen se acordó de aquellos milagros de imposibles, como en anteriores temporadas , cuando el rápido movimiento de un brazo lograba lo imposible.
En realidad, el Barcelona nunca dominó el partido. Busquets no encuentra su sitio. Pienso que detesta a Koeman, `porque le hace jugar demasiado lejos de su radio de acción. Simplemente, porque el Barcelona apenas hace una presión tímida , inexistente en la segunda fase, acogotado en su propio campó como un equipo pequeño. El Valencia no tuvo más oportunidades y su empeño se descompuso por un enorme cansancio final. El gold de Coutinho sólo fue un accidente. No lo mereció el equipo de Koeman.
El fenómeno (?) Gavi no es más que un jugador horizontal y sucio. Menudas entradas a Gayá y sobre todo todo, a Guedes, que casi lo lesiona. . En los pocos minutos que juega ha logrado tres tarjeta como máxima ayuda a su equipo. Ni una asistencia ni un pase de gol ningún disparo siquiera. Creo que tiene menos fuerza que un pollo y como la afición “culé” le encumbre más rápida será su caída. Sólo se trata del aparato de propaganda de ese barcelonista rabioso que es Luis Enrique.
Es muy posible que pasará mucho tiempo para encontrarse el Valencia a un Barcelona tan mediocre, tan raquítico en juego, en ideas ni imaginación. Cuanto más tarde en liquidar a Koeman mayor será la factura. Que Laporta pida otro crédito . Da pena ver al Barça , agarrado como posible ahogado en la boya de Antu Fati.

Los comentarios están cerrados.