LA VARA MAGICA Y BARATA DE MONCHI

SEVILLA20ROMA

Roma tuvo dos cesares sevillanos. Trajano y Adriano, como el hijo de Sergio Ramos. Sevilla era la famosa Hispalis. Había una canción de éxito de los Cantores de Hispalis, que se llamaba “Que No nos falte de “Na”. Justo.

Al Sevilla frente a la decadente Roma no le “faltó de Na”. Ni juego ni presión ni gol. Pasó como cataclismo sobre el equipo de Fonseca, que no es el mago del que se hablaba.

Aunque, a veces, muchas veces, los técnicos mienten muchísimo. Lopetegui, que el “cantaor” sevillano mintió. Dijo que la Roma, la ex-Roma de Monchi, era el equipo más en forma de Italia. Ya se había puesto la venda antes del fracaso posible. Y, desde luego, nada más que ver al Inter ante el Getafe, la Roma de Fonseca era un pálido equipo, sin velocidad, muy ajustado, demasiado tácticamente, sin chispa y con poco sentido específico del juego. Demasiado viejos, como Kolarov y Dzeko.

Pero no quiero arruinar el éxito de un Sevilla maravilloso. Táctica, técnicamente, impetuoso, arrebatador pasó por encima de la vieja Roma como un tren Ave, a trescientos kilometros por hora. Los romanos jugaban a una velocidad de tren a vapor.

Qué exhibición de Ocampos. Que increíble el central Jules Kounde, que casi marca dos goles y uno lo anularon por lástima a una vergüenza romana. Vaya dos fichajes de Monchi, que se besa el cielo con jugadores de semejante talento.

Pero me decía el “maligno” que es más fácil fichar para el Sevilla que para un grande. El tema está en discusión. Porque Zidane no quería para nada ni a Achraf ni a Reguilón. Uno está en el Inter con Conte y el Sevilla se ha quedado con esa bala que es Reguilón, goleador y otro grano en el culo en el “gran” Zizou.

Es posible que históricamente el Sevilla sea un Gengis Khan, el Cesar de la Europa League. Increíble. Pero es un éxito supremo, a la sombra de Del Nido, que quiere volver y poner la sombra de la duda. Sería una apuesta del diablo.

Como ver a la Roma con el “Gracie” italiano encima del escudo y un irreverente, absurdo y canalla “thank you” encima del escudo del Sevilla. Como si el español fuera una lengua clandestina.

El no nos falte de “Na” no sé si dará para llegar hasta el final, y hasta el título. Está el Manchester United, y algo más. Pero Lopetegui tiene la vara que le ha dejado Monchi con esos jugadores.

 

2
0

Los comentarios están cerrados.