LAS ALUCINACIONES DE LUIS ENRIQUE

KOSOVO02ESPAÑA

Un zurdazo de Fornals y otro de la habilidad de Ferrán Torres dieron un triunfo vital , recalcitrante y decisivo a la selección para mayor gloria del delirio de Luis Enrique , que a cada partido se vuelve más surrealista , con alineaciones alucinantes. Encima llegó el milagro aristotélico griego ante Suecia y la selección renace cuando parecía un equipo al borde de la decapitación.
Han sido dos goles en un país que no existe para España, que sigue sin reconocer a Kosovo, junto a Serbia , – siempre creerá que es un provincia de Belgrado -y Rusia y China (?). Extraña conjunción de países.

El resultado para el que no haya visto el partido refleja cualquier pensamiento razonable en términos futbolísticos. Pero fue un marcador casi tramposo e injusto. Los kosavares tuvieron el triple de ocasiones que España. Con errores monumentales de los dos centrales Laporte e Iñigo Martínez más lentos que el caballo de hierro de los apaches.
Siempre hubo una disfunción entre el agotado e imprevisible Busquets y la zona defensiva . Es un guiño a lo previsible , porque jamás juegan juntos los de siempre. Hay el estilo “pepesco” del City , pero no existe una coordinación elemental Para hilar jugadas de cara a los kosovares era un desfile de jugadas lentas e imprecisas. Con Morata más gafe que nunca. Cuando desapareció fue cuando llegó el gol de la tranquilidad española.
Antes , los kosavares habían tenido al menos dos ocasiones millares, más una nueva paaysada de Unai Simon , en una de estas salidas esquizofrénicas que frecuenta y, al final, tuvo tanta suerte que el remate se lo encontró en la manos de regreso a su portería.
Se habla del síndrome de Etostrato de Luis Enrique cada vez más desarrollado.
Con su personalidad de escasas eguridad en sí mismo , pero con un irrefrenable c deseo de fama, notoriedad y de alguna manera la búsqueda de la popularidad , dispuesto a realizar cualquier cosa para alcanzar esta meta, aunque las encuestas lo maten en este aspecto.
En la prohibida Pristina nos llamó “burros” a los directivos, a los periodistas y aficionados. Volvió a colocar a Llorente de lateral derecho. Porque el único que sabe es el y el único que trabaja con sus alucinaciones. Terminó rectificando , pero la selección sigue siendo un crucigrama imposible de rellenar por la cantidad de jugadores que mueve de sus casillas y nos ataca a nosotros con sus desvaríos. Kosovo no existe para España, pero si para Luis Enrique. Es que sabe de todo.

Los comentarios están cerrados.