MESSI RENACIO EN SAN MAMES

ATHLETIC BILBAO23BARCELONA

Messi ha vuelto a salir de la cueva de la oscuridad y ha vuelto a con su mágica lámpara, con lo que ha aparecido ese genio que convierte el campo de hierba en su propio jardín de sus sueños.

Mientras que el Athletic bailó mórbidamente su crisis, a pesar de que el equipo se encontró con el tanto de Williams , como regalo al comienzo de Marcelino, el brujo que le hizo ganar una Copa al Valencia frente al Barça de Messi.

Fue como un globo lanzado al cielo de San Mamés. El Athletic no necesita un brujo. Necesita un profeta, un milagro y no aparece como el maná.

Es la retaguardia la que desquicia el Barcelona del sistema Koeman, pero si aparece Messi no hay tanteo sino tantos. El genio dos goles de los suyos, pero pudieron ser cuatro, incluso más.

No hizo más frotar su lámpara de Aladino constantemente y su genio hacía sentir que Dembelé volviera a parecer ese jugador deslumbrante del Dortmund. El paria es Griezmann, que no jugó mal, pero sin que logre esa santidad que le lleve a los cielos azulgranas.
El cabezazo de Pedri en el empate fue cuando apareció el genio de Messi . Vino el segundo gol ante gesto mágico de Pedri y, a partir de eso, el omnímodo cuatro-cuatro-dos de la marca de Marcelino desgajaba, se rompía en espacio y tiempo .

Cada vez más aculaba mas en su área. A tantos metros de la puerta de Ter Stegen , los pases interiores en profundidad para Williams , entre los dos centrales azulgranas, ya ni aparecían ni se les esperaba. En cualquier caso , la irregular posición defensiva del Barça es el bloque más desnuda la arquitectura de Koeman, en su empeño por encontrar el regreso del gran Barcelona.

Soy pesimista con el futuro del histórico , a pesar de ese mágico Iker Muniaín, que penalizó un grave error de Messi, al que ya le había apagado su lámpara, quizá sin aceite , tras su exhibición una vez más en uno de sus jardines mágicos del fútbol .

Sólo fue un fútil sueño de que Marcelino que intenta ser ese profeta que necesita un equipo demasiado anclado en la tradición , con un presidente Aitor Elizegi opaco , con la soga al cuello , embargado por el sector crítico de Urrutia, Elizegi se le acusa haber alejado al club de sus socios en una gestión maliciosa . Es un golpe al PNV, factor crucial en cualquier comicio del club. Los límites geográficos nacionalistas en un mundo global es la pura condena de un estilo arcaico en el fútbol actual.

Los comentarios están cerrados.