OTRO CLAVO METIDO EN EL CORAZÓN BLANCO

REAL MADRID1GERONA1

 

Cundía el rumor en la grada de que Puigdemont era espectador o convidado de piedra en el Bernabeu , camuflado con una peluca rubia, al estilo Carrillo. Era una mentira perversa. Pero su equipo favorito magulló a un Real Madrid que vive horas subterráneas, con juego  vistoso de cara a la galería ,pero muy poco efectivo, rumiante y pastoso.

Sólo para suscriptores

Tienes que introducir tus credenciales para acceder al contenido. Si aun no eres suscriptor, REGISTRATE.

1
0

Los comentarios están cerrados.