PEPE: ¡QUE LE HAS HECHO AL JEQUE!

Mi primer reflexión es que el jeque Khaldoon Al Mubarak está hasta harto hasta las arenas del desierto del inútil catalán Ferran Soriano, que dilapida millones en fichajes que no funcionan y gasta como si como si fueran viejas pesetas y, más todavía de Pepe Guardiola, el embajador catalán del “Open Arms” en Manchester.
Pepe le había asegurado al jeque que es este año sí, que el Manchaster City iba a ganarlo todo o casi todo. Bueno, ganó la Liga, porque Tuchel llegó muy tarde a la Premier, por lo demás, ha demostrado que sin Messi es un mediocre y obsoleto entrenador, que hace gastar millones y millones al Bayern y al City para fracasar durante diez años consecutivos en la Champions. Era un ganador con Messi, sin el argentino , es ese pobre nacionalista payés que no puede ir nada más que la Masia.

Con un equipo en jugadores muy superior al Chelsea perdió Pepe él sólito la final, con caprichos de soberbio y sobre estimado entrenador. No jugó con un delantero. Lo único de lo que presume como su “descubrimiento” es Foden y en esta final demostró que es un “redneck” insignificante. Se empeña en jugar con De Bruyne de delantero falso y De Bruyne ha vuelto a demostrar que es no es una estrella definitiva como acusaba Mourinho cuando el belga jugaba en el Chelsea.

Tuchel perdió ignominiosamente la final de la Champion del año pasado. Ha vuelto a cometer errores semejantes. Sólo mantuvo la personalidad de este nuevo campeón de Europa hasta que hizo el gol. Luego lo convirtió en un equipo menor, temeroso, sin imaginación y con el sólo propósito de ahogar en ataque al Manchester.

Sinceramente, su Chelsea no mereció ganar. Fue el regalo de Pepe Guardiola que, de verdad tiene determinado su destino como seleccionador de su amada Cataluña, una vez que ha sido incapaz de demostrar su éxito en Europa en equipos millonarios millonarios como el de Bayern y el de este jeque que pronostica una salida del Pepe de la “jaima” del Etihad.

Para demostrar que el Chelsea no fue el Chelsea que acostumbrábamos a ver últimamente, fue ver el infame partido que jugó Mount, la mediocridad de Kanté el mejor jugador de su equipo. O la torpeza de “tronco” que tuvo Werner, que desperdició dos goles fáciles de ejecutar , hasta para el otro tronco de la Bundesliga, Jovic.

Guardiola, histérico, sólo miraba su espalda , para que ver que opinaba el gurú Lillo , pero Lillo es un perdedor nato y tiene mucho gafe. Es el inventor del “jugamos como nunca y perdimos como siempre”.

Pepe incluso ha hecho campeón a un técnico tan pintoresco como Tuchel, que jamás ha tenido mentalidad de entrenador de equipo grande como significó en sus desdichados años del PSG.

Inglaterra puede presumir de su superioridad europea, pero la final que nos brindaron fue de escasa calidad, nerviosa, histérica en ocasiones. El Brexit produce esas sensaciones de sonambulismo futbolístico.

8
1

Los comentarios están cerrados.