PINTALO DE NEGRO

REAL MADRID1SHERIFF TIRASPOL2

Angustia, nervios, suspense y, al final, desesperación. El Madrid perdió el primer partido de la temporada, junto el primer batacazo de Ancelotti. Delante, un Sheriff, de multi lenguas, una especie de ONU, con buenos jugadores, pero con mucha suerte.

No mereció perder el encuentro el equipo blanco. El Sheriff diseñó un partido heroico y convirtieron al Madrid en un equipo avasallador, pero taquicárdico. En los blancos todo se pintaba de negro. La voluntad del partido era para el Sheriff de un país que no existe salvo para Rusia, llamado Transnistria , a la que también llaman la República Sheriff . Un país o lo que sea, porque Moldovia un país ficticio, que se construyó con el contrabando de petróleo.

También a los hombres de negro se les apareció un santo, un meta de amarillo, llamado Athanasiadis que parecía el dios griego Tique, el de la suerte. El tal Athanasiadis que tiene nombre de aventura de Tin Tin, lo paraba todo. ¡Que barbaridad!. Todo lo detenía o con la cara, el brazo, la manos, la pierna o imploraba la ayuda del mismísimo Satanás de negro, claro.

Ancelotti puso un equipo más equilibrado y lógico que contra el Villarreal. El problema fueron sus jugadores, que creyeron que el Sheriff llevaba una pistola de agua. No tomaron ninguna preocupación y creían que el equipo de chiste de un país innombrable y una capital como Tiraspol, se le iba a ganar sin salir del vestuario.

Ancelotti se queja de que no tiene jugadores en defensa y tiene más razón que un santo, con la pérdida de Varane y Ramos se tenían que haber sustituido por algo de semejante calidad. No con Alaba, que no pasa más que un defensa central o lateral en su ocaso. Se tragó el primer tanto de Yakhshivoev, al despistarse en el marcaje y fue el benefactor en el segundo, el sorprendente y majestuoso disparo del luxemburgués Thill. El rechace o pase se lo había dado Alaba.

Ni siquiera una de las locuras del intrigante, pero desproporcionado Vini Jr. y el penalti con Benzema, aún con el Sheriff acorralado, bastó para encontrar la llama de un gol. Tampoco la revolución de los cambios, con Modric y Kroos, como maestros supremos , fueron bastante para acabar con los de negro.

Se ha demostrado que Hazard es un fantasma que recorre el área con elegancia, Nunca le podría quitar el puesto a Rodrygo. Ni hablar de Alaba ni del desaparecido Casemiro, que pasea alma en pena, sin fuerza. El mejor fue Camavinga, que le puedes poner hasta de portero y sabes que va a resultar.

Benzema hizo un buen partido. Siempre pareció el único para recordar la canción de Bob Marley: ”Yo maté al Sheriff”, que recreó Clapton. Pero no mató ni siquiera a Liberty Valance.

Con este batacazo de plátano sin ver el suelo, crecen mucho las dudas sobre el papel del Madrid en la Champion. Yo ya dije que la plantilla no es suficiente para hacer algo importante. Florentino esperó demasiado para hacer un fichaje imposible y se olvidó de mejorar la plantilla.

Los comentarios están cerrados.