A RAMOS LE PUSIERON LA CRUZ… BLANCA

SUIZA11ESPAÑA

Luis Enrique es el principal culpable de que la selección se juegue la “vida” en La Cartuja. Ante Alemania y cuando un empate es una derrota. Mal asunto. Al menos tendremos el morbo de jugarnos la vida y la muerte, la santidad y el pecado.

Vamos a razonar el esperpento de la Basilea alemana. El más grave problema del Lucho que vuela técnicamente muy bajo es que no tiene ni idea por donde ir , sin brújula, sin un equipo razonable física y técnicamente.

Lo mismo puede jugar Asensio, que Oyarzábal de estreno izquierdo y esa fatalidad que es Olmo de falso  delantero centro. Lo de Fabián y Merino como compañeros con un desvalido Busquets es un disparatemos entrenador .

Ni Fabián ni Merino dan la talla de internacionales. ¿Por qué no jugó Koke si el otro día fue el mejor. ?Por que sigue sin gustarle Marcos Llorente, que es quizá el jugador más en forma del fútbol español.? Ni tiene imaginación el tal Lucho de haber juntado a los tres a Koke más atrasado, Llorente más adelantado y un de ariete Morata ,como conocidos atléticos conjuntados,  que al menos no son pobres diablos con Ferrán y Olmo.

Todo un espectáculo, un retablo esperpéntico valleinclaniano . Ridículo,  soez y que denota que el tal Luis Enrique -curioso nombre sin apellidos – para un seleccionador no puede seguir siendo un partido más como seleccionador por mucho que le proteja el amigo de Pedro Sanchez, o de eso presume, el sindicalista Luis Rubiales o el valido de la mediocridad.

¿Que hizo Suiza?. Pues un papel más directo, efectivo , vertical. Tres pases y un gol , como el que hizo. Y otros dos que uno salvó Ramos y otro Pau Torres  , que me pareció el jugador español con más sentido común.

La arrogancia del seleccionador de cargarse a De Gea en un partido decisivo no sólo provoca tener a los tres porteros en un absoluto ataque de nervios, sino que descercerebra el cráneo de la selección. Me dicen todo lo que cuento y eligen  a Luis Enrique  como el candidato de Manchuria, cuando los chinos le lavan  la qcabeza a Frank Sinatra.

Hemos dejado para el final , el esperpento de San Jacobo con esos dos rídiculos penaltis fallados del infalible Ramos . Esperemos que no sea el remiendo de una racha incorregible , de pánico al penalti del capitán, que es magnífico para rematar de cabeza, pero pierde potencia, velocidad y sentido posicional a una velocidad de vértigo.

Para nosotros es magnifico la emoción en La Cartuja el próximo martes. Un empate no vale , pero como a Don Juan , en Sevilla, calaveras notorios, borrachos, pendencieros, jugadores, mujeriego se juntan en Sevilla y ya se sabe, fanfarrones los dos que se juegan la cabeza.

Los comentarios están cerrados.