SE INMOLÓ EL VALENCIA

REAL MADRID41VALENCIA

El Madrid ganó con la solvencia de un líder. Es el que mejor juega al fútbol, el que desarrolla una amistad con el balón que siempre descompone a los rivales. Acabó ganando con excesiva solvencia , con un Valencia con jugadores que parecían “ninots” en plena fallas valencianas.

Dirán que Vinicius es un goleador nato. Lo cierto es que le tocaron dos regalos. Amén de que es una injusticia no darle el gol a Asensio, porque el balón iba hacia adelante. Pero esa idea de parecer una estrella le hace confundir deslumbrado por los focos.

Benzema hizo su partido, una vez más, con un golazo como postre dulce del partido. Lleva 301 goles en el Madrid, pero podía llevar más de 500 si jugara en los lugares de influencia de gol. Era preocupante como el Cádiz, y el Getafe dejaron al Madrid sin respuesta, pero el examen de la jornada refuerza la supremacía madridista.

El Valencia salió con un cohete en el culo . A los veinte minutos parecía un equipo en plena atonía de su poca capacidad. Fracasó en el centro del campo, ni Guedes hizo temblar a nadie en el Madrid. Fue un despropósito. Pudo irse en el descanso con más goles. Y el penalti a Casemiro fue penalti. No hizo teatro, pero el es un jugador siempre sospechoso para la opinión pública. No puede traspasar piernas que chocan.

El Valencia fue sólo fue solvente como conjunto cuando ya tenía perdido el partido y el Madrid se dormía en los laureles, sin Modric, con un error infantil de Mendy.

Ha desaparecido el factor Bordalás. Ni el mismo se parece a aquel técnico del Getafe . Quizá no tiene fuste para ser técnico de una ciudad grande. Sigue con el adiestramiento de juego violento en algunas entradas y que Cillessen pierda el tiempo al sacar de puerta es como un gesto de equipo de pueblo y supongo que era una orden de Bordolás. Se pregunta de por que encaja tantos goles. Y hay que responderle, que no existe balance entre la defensa y el centro del campo . Ni en movimientos ni en posiciones tácticas.

Y, ¿Qué pasa sobre el cansancio de el trío de ases del centro del campo madridista?. Ignoro como todavía resisten el ritmo de partidos Diría un paisano que es cuestión cuestión de “magia potagia” o de que Ancelotti quiere revertir la fama con que acabó su última temporada en la época anterior. Lo que diría es que trata también de borrar el estigma de que en enero sus equipos se disuelven como azúcar en cualquier líquido.

3
1

Los comentarios están cerrados.