SOÑAR CON QATAR

ESPAÑA10SUECIA

Mi más sincera felicitación a Luis Enrique, incluso a Luis Rubiales y a todos los rubiales de la selección, que han logrado la gran proeza de estar en la próxima fase final de un mundial.

El problema que la “proeza” suena a cachondeo, porque los dos esperpénticos partidos decisivos del equipo de Luis Enrique han sido esperpentos, el de Atenas y de La Cartuja.

El primero en medio de un partido de comedia bufa con gol de penalti y falso. En La Cartuja en un actuación que considero como una de las peores actuaciones de una selección en medio de un partido decisivo. Sin fuste, sin rematar, sin crear una sola ocasión de gol, al corro de la patata con su juego toque- toque.

Para seguir leyendo, hazte Suscriptor

Date de alta ahora y disfruta de todos los artículos en exclusiva de El Cortador del Césped.

¿Ya eres Suscriptor? Iniciar sesión .
7
2

Los comentarios están cerrados.