UN SEVILLA QUIRURGICO CON MESSI

SEVILLA. 10-FEBRERO-2021. PARTIDO SEVILLA F.C - BARCELONA SEMIFINALES DE LA COPA DEL REY , ESTADIO RAMON SANCHEZ-PIZJUAN . FOTO : RAUL DOBLADO. ARCHSEV
SEVILLA20BARCELONA

Un Sevilla absolutamente utilitarista , funcional y muy analítico puede haber “matado” al Barça en esta locura , este tobogán, en que ya no se sabe si estamos en la Liga , la Copa o la Copa de Ferias . Debe ser la Copa del rey , aunque ahora te tacharán de monárquico por sólo mencionar al monarca.

La monarquía fue de Lopetegui que jugó al gato y al ratón. Tom Koeman quiso siempre atrapar al Jerry Lopetegui, pero por mucho que le pusieran el queso , el Sevilla le metía una desviada a base de mucho poder en el centro del campo., donde Jordan parace efectivamente el nuevo río por el que fluye el Sevilla.

Y cuando el pobre ratón sevillano parecía acorralado por la presencia de Messi , le aguantó , le ahorcó ofensivamente e incluso llegó la venganza de Rakitic , con un gol de libro de contragolpe , cuando un equipo se dirime en la angustia .
Y es que el Barça estuvo espeso. Messi estuvo espeso. Como Dembelé , como Griezmann. Más posesión , pero menos precisión en el último toque o en el tiro a puerta.Así regía el pelo cardado , a los Hendrix, de Toure, que incluso se escapó para meter un gol de jugador absolutamente sensacional.
Lo cierto es que el torpe Umtiti fue decisivo mezquino en los dos goles sevillistas. Sin Pique todavía el Barcelona es un muro de mantequilla , que se derrite con cualquier buen intento ofensivo.
Bono , como cantaba el Bono de U2, le dijo “Achtung , baby” al mísmisimo dijo del dios del fútbol, al ahora irascible Messi. Le hizo dos paradas que yo diría decisivas. Una al principio del partido, que pudo resultar letal y otra , en esa faltas de Messi , que han dejado de ser medio penaltis por culpa de la maldita pandemia y la losa de tener que jugar como lo que cobra. Quizá e ha hecho más fuerte , pero más inseguro en esas jugadas decisivas.
Fue el partido de los hermano de Jong. Pero el barcelonista no fue el imprescindible de otras ocasiones y de John el sevillista sólo salió para amordazar el balón y repartidlo hacia atrás o los lados de un posible gol de riñón del Sevilla, que hizo bien en poner sangre fresca , con los cinco cambios.
Luego vivimos el extraño caso de Lopetegui. Cierto es que su equipo no ha encajado ni un sólo gol en la Copa del “Rey” , puede sujetar y zarandear a los grandes de Europa, pero cuando aparecen los grandes acontecimientos se desvanece. Tiene un complejo absurdo. No voy a dudar ni de lejos del dúo sevillano con Mochi y su Lopetegui del alma, pero como se dice vulgarmente cuando el diablo no tiene nada que hacer , puede matar con el rabo. Así que cuidado . De los escarmentados nacen los avisados.

2
0

Los comentarios están cerrados.