¿Y LOS FENÓMENOS VINI Y ANSU?

BARCELONA12REAL MADRID

Un partido decepcionante. El Madrid ganó, por dos jugadas puntuales, sólo al contragolpe. El Barcelona perdió, porque no tiene un equipo ejecutivo y sólo se sostuvo la épica la infinita fuerza del  sobre esfuerzo.  Pero el equipo de Ancelotti, encerrado como un “oso” en su cueva demostró que el Barcelona no tiene factores ofensivos convincentes. El Barça tuvo  “su fiel  nacionalismo» y el Madrid se conformó con un futbol de dudosa velocidad de balón. Sólo cuando tuvo espacios y que sucedió  en muy pocas ocasiones.

Tuvo que ser un disparo de Alaba, en su propio  contragolpe y el “churro” de Lucas Vazquez, los que hicieron  el triunfo, aunque el mismo Alaba sorprendió con su tropezón en el gol de Agüero, achaques de la edad.

El trío que es más solvente, en definitiva, en el Madrid, era  el centro, sobre todo  Modric y Kroos, porque nuestra “tartana” particular, el gran Casemiro, tuvo un rosario de fallos s lamentables, que proporcionaron  las únicas ansias ofensivas  barcelonistas.

Fallos y suspensos comportamientos de Rodrygo y, desdichadamente, Benzema, no tuvo su día. Y mención especial para el “fenómeno” Vini JR. Sólo juegos de artificios, muchos «casi, casi” y, finalmente, el típico apagón de luces cuando hay que resolver. Lo que pasa casi siempre. Así que me castigan por no decir que es el nuevo oro del Madrid, pero hasta que no vaya al psiquiatra y arregle sus problemas, nada de nada. Hay que encontrar a que su luz le ilumine en los momentos decisivos. En el segundo período ya ni lo intentó, porque Dest es muy rápido y con su tremendo cansancio acabó en “calambres” a la brasileña.

Una desilusión Ansu Fati, que se comportó como un jugador vulgar. Claro que Koeman le empujó al fracaso, por meterle por el centro, y no aprovechar sus facultades por el lado izquierdo donde se ha distinguido, además con el “chollo” de Luis Enrique. Cuando rectificó Koeman, Ansu ya  se había disuelto.

Así que seguir celebrando a bombo y platillo la llegada de “UN CLASICO” es reírse de nosotros. ¿Se puede hablar de “clásico” sin Messi, sin Ronaldo y ni  siquiera Ramos y Neymar, “fugados” al PSG?. Simplemente me parece una broma de mal gusto. Sobre todo, un ridículo ejercito de mercadotecnia o la propaganda de todo el “personal” que vive acreedor del viejo negocio del fútbol. Me resulta patético en estos momentos de zozobra mundial.

El problema es la depresión que le viene al Barça, empujado por la caótica situación de la  “independentista” catalana. Ya no les queda a los barcelonistas ni el recuerdo maravilloso de una victoria ante el rival eterno.

Los comentarios están cerrados.