ZIDANE: EL MADRID ES MIO

REAL MADRID10REAL VALLADOLID

Otro partido miserable del Madrid. Incapaz de hacer un juego decente. Taquicárdico, con un final esperpéntico, con el Valladolid en el cadalso como un verdugo sin hacha. Y todo ellos gracias a un regalo de Bruno vergonzoso, que castigó a una derrota injusta de los pucelanos.

La ruleta rusa de Zidane disparó balas como la de Odriozola, con otra bala inesperada llamada Isco – un esperpento de jugador- , más el estorbo de Jovic, que es incapaz de hacer un gol ni a tres porterías juntas.

Además, con la penitencia de que estorba a Benzema, porque le birla un espacio vital al francés. El astro francés en barrena, que lleva también tres partidos como un comparsa. Pero Zidane hace lo que le da la gana.

Se volverá a decir por parte de los abundantes corifeos de la Casa Blanca que es que ”falta un goleador”. Nadie habla de lo que ocurre con frialdad en el Real Madrid. Que no existe un sistema de Zidane, que sólo se produce lentitud de balón en el despliegue, una patosa imaginación en los pases interiores o en profundidad que condenan a un equipo a no meter ni un gol, a menos que se produzca un fallo clamoroso y obligue a Vincius que pasaba por allí, a un milagro misericordioso, comparado con sus constantes pifias de cara al gol.

Imagino la zozobra, la angustia de cada jugador la plantilla madridista. ¿Saldré a jugar? ¿ Me eligió a mí?. Salvo su guardia de habla francesa de Courtois, Varane y Benzema y su fantasma de Hazard que son seguros, Zidane parece que se juega la elección de su alineación a las cartas de un solitario o un revólver a la ruleta rusa.

Es imposible que el equipo tenga una continuidad, un sistema, un juego constante y la sabiduría de un propósito habitual de jugadores. Nadie sabe si va a jugar o donde puede jugar, en que lugar, en qué posición infernal.

Da la impresión de que Zidane ha asumido todos los poderes en el Real Madrid. Se ha hecho con el poder, como un paralelismo con lo que hace el mentiroso Dr. No Sanchez con el Rey. Sanchez es Zidane y Florentino Pérez es el Rey que no manda,

Florentino se ha convertido un rehén de los caprichos de Zidane. Huye hacia adelante de su nuevo estadio, para su mayor gloria faraónico. Mientras, ZZ obliga al club a regalar a Bale, James y Ceballos, a vender sus indigestos Achraf, Reguilón y Brahim, por no hablar de Marcos Llorente en el Atleti, uno de los mejores jugadores del fútbol español.

Veo a Acharf jugar y maravillar en el Inter y que Zidane prefiera a Odriozola y como me decía un amigo, dan ganas de vomitar, añadido con el “11” de Bale, en la espada de Asensio. Zidane es el nuevo emperador del Real Madrid, sentido napoleónico que irrita histéricamente a un gran grupo de madridistas, que denuncian un estado actual donde no se puede fichar a nadie, pero se pueden regalar a los mejores jugadores que Zidane quiera. Es surrealista.

Rugen los vientos l’Madrid c’est moi que proclama Zidane, con todos sus poderes y dominios abstractos que amplían su omnipotencia, “calentándose las pelotas”.

 

3
0

Los comentarios están cerrados.